Odonnell nace de la idea de una sevillana que tiene gran inquietud por el mundo de la moda. Es así como se deciden embarcar en un proyecto de moda masculina para cubrir la necesidad de los hombres interesados en el buen vestir pero que tienen más inquietudes que sólo estar perfecto para cada ocasión. Una joven emprendedora que quiere guardar el estilo clásico pero teniendo la frescura de la época actual, que no se conforman con lo establecido; es el público al que se dirige Odonnell.

 

La andadura comienza con la fabricación de camisas casual, que respetan el corte clásico pero aportando el toque casual que hace que este tipo de camisas se puedan utilizar en cualquier ocasión. Los socios consideran de máxima importancia la calidad de las prendas, es por ello que optan por la materia prima y la fabricación “Made In Spain” como signo distintivo de la marca, algo que se está perdiendo en la competencia actual.